Paciente 0: mujer embarazada con ébola

Se abre en Sierra Leona el primer centro para mujeres embarazadas que tras ser infectadas por el ébola eran rechazadas por su alto grado de contangio durante el parto, dejándolas morir.

Adama con 18 años ha sido la primera paciente que ha ingresado en el centro especializado de Médicos Sin Fronteras (MSF) para embarazadas en la capital de Sierra Leona. Después de 20 semanas de gestación, Adama perdió al niño pero su cuerpo ha podido combatir la enfermedad.

Las mujeres gestantes son un colectivo más vulnerable en una realidad social donde la epidemia del ébola a arrasado con la población, quitando la vida a más de 8000 personas de África central y occidental, la gran parte de Sierra Leona, Liberia y Guinea.

Nadie se atrevía, hasta ahora, a tratarlas porque durante el parto el ébola es altamente infecciosa y las dejaban morir.

¿Y cómo se transmite el ébola?

El virus entra en contacto inicialmente con la población por órganos, secreciones y otros líquidos corporales de animales infectados (chimpancés, murciélagos, gorilas, etc.)

Posteriormente, el ébola se propaga por contacto directo a través de membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel con órganos, secreciones, sangre u otros líquidos de personas infectadas o por contacto indirecto con materiales que han sido infectados por dichos fluidos.

Por ello, las mujeres infectadas con el virus del ébola durante el parto son altamente infecciosa llegando a perder entre 3 y 5 litros de fluidos, siendo necesario establecer unos mecanismos de seguridad más elevados y mayor cantidad de profesionales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.