¿En qué consiste la incapacitación?

La incapacidad es una situación provocada por padecimiento de una enfermedad o deficiencia psíquica o física de carácter permanente que priva a las personas de su capacidad de obrar.

Para proteger a las personas que no poseen de voluntad consciente y libre para adoptar decisiones adecuadas en el ámbito personal y/o en la administración de sus bienes.

La incapacidad sólo puede ser declarada por un juez mediante sentencia tras haberse tramitado el procedimiento judicial oportuno.

El procedimiento de incapacitación se inicia por escrito o demanda por parte de la familia y se dirige al juez competente. La familia informará de la existencia de la persona con discapacidad. A continuación, se solicitará la declaración como incapaz y se nombrará a un tutor.

La sentencia dictada por el juez declarará la incapacidad o no de la persona. Si se declara incapaz la sentencia debe incluir la extensión y los límites de la misma así como el régimen de tutela o guarda.

La sentencia podrá ser de por:

Incapacidad total: el juez aprecia que la persona no es capaz de cuidar de sí misma ni de administrar sus bienes.

  • Si la persona incapaz vive con sus padres se rehabilitará la patria potestad a los padres.
  • Sino vive con sus padres, se nombrará a un tutor.

Incapacidad parcial: el juez aprecia que la persona sí puede realizar ciertos actos por sí misma, pero para otros necesita asistencia de otra persona.

  • En la sentencia se deberán especificar los actos que puede realizar y en cuales necesita ayuda.
  • Se nombrará a un curador: es un cargo de asistencia que complementa la capacidad no plena de la persona en actos que no puede realizar por sí mismos. Es una institución de protección patrimonial, de carácter estable y actuación intermitente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.