Dependencia, discapacidad con ayuda técnica

¿Qué sucede cuando perdemos autonomía física o intelectual? Nos volvemos dependientes.

Según el Libro Blanco de la Dependencia, la dependencia es un estado en el que se encuentran las personas que por razones ligadas a la pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual tienen la necesidad de asistencias o ayudas para poder realizar las actividades diarias y de modo particular, el cuidado personal.

Decimos que cuando una persona con discapacidad precisa de ayuda, técnica o personal (factores contextuales), para la realización o mejorar el rendimiento funcional de una determinada actividad, es dependiente.

Esta dependencia supone una situación específica de discapacidad en la que se dan 2 elementos:

  • Limitación individuo para realizar actividades
  • Factores concretos del contexto ambiental relacionados con la ayuda personal o técnica

DEPENDENCIA=LIMITACIÓN ACTIVIDAD+NECESITA AYUDA.

Los objetivos de un integardor social o educador social y de la educación serán conseguir que todas las personas adquieran el máximo grado de autonomía personal, adaptación social y personal e independencia. Para ello, será necesario disponer de conocimientos e instrumentos de habilidades que faciliten el proceso.

Con la intervención en el aprendizaje de las habilidades de autonomía personal y social permitiremos que las personas sean más autónomas en sus entornos y que se relacionen socialmente de forma efectiva y satisfactoria favoreciendo su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.